El Gordo

Me levanto de la cama y lo primero que escucho son los zagales del San Ildefonso canturreando números a lo lejos. Ya es casi como una tradición. Miles de españoles gastándose el sueldo que no tienen en un puñado de billetes de lotería. Pensando, ilusos, que quizás este año les toque El Gordo.

Ésta señores, es sin duda la prueba más fehaciente de que el capitalismo funciona de maravilla. Te venden la ilusión de una vida mejor a precio de amigo, 20 pavos. Y tú, que tan listo te crees, la compras con una sonrisa en la boca. Y los ves ahí, con sus caras pegadas al televisor, escuchando atentos esa puta comedia insoportable hasta que sale la última bola del bombo. Pero pasado el mediodía el encantamiento desaparece y se percatan, muy a su pesar, de que siguen siendo pobres. Y no sólo eso, también se dan cuenta de lo imbéciles que fueron habiéndose gastado un total de 100 euros en billetes que no les han tocado. La sonrisa que antes invadía sus rostros ahora se ha vuelto una mueca seria en sus caras.

Pero ningún Gobierno te dirá que dejes de comprar la lotería de Navidad. Ni siquiera tú, que tan decepcionado estás ahora mismo, dejarás de comprarla el año que viene. Así es el juego, así funciona.

Imagen relacionada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s